Mis responsabilidades

Como psicóloga intervengo en el desarrollo de estrategias de actuación que permiten ayudar a manejar las complicaciones emocionales (duelos, pérdida de capacidades, estrés por cambio de vida, roles, etc.) y/o conductuales fruto del envejecimiento patológico (como pueden ser las demencias), de trastornos psicológicos (como la depresión, el alcoholismo, el trastorno obsesivo-compulsivo, etc.) o cualquier trastorno psiquiátrico que padezca la persona mayor.

Parte de mis tareas diarias son las siguientes:

  • Valoración, tratamiento y seguimiento neuropsicológico para establecer el nivel cognitivo de base, previniendo o enlenteciendo un posible deterioro cognitivo.
  • Valoración, tratamiento y seguimiento del estado afectivo: duelos, hábitos saludables, sintomatología ansiosa o depresiva, pérdida de autonomía, apatía…
  • La revisión de los Planes de Cuidados da lugar a reuniones semanales por parte del Equipo Interdisciplinar. Desde cada departamento (medicina, enfermería, psicología, fisioterapia, terapia ocupacional, etc.) se expone la evolución del residente en función los objetivos fijados y según los resultados, se adaptan o plantean nuevos objetivos generales hasta su siguiente revisión. En ese proceso, voy marcando las líneas de actuación en el programa de atención individualizado de cada residente, haciendo hincapié en el aspecto emocional, conductual y cognitivo.
  • La colaboración entre los profesionales no se reduce a las reuniones formales si no que es continua. Por ejemplo, cuando organizo acciones formativas al resto de profesionales en el manejo de técnicas y estrategias para solventar situaciones difíciles: trastornos conductuales, situaciones de gran impacto emocional, procesos de duelo, etc. Asimismo, nuestros profesionales planean acciones o actividades comunes cuyo fin es fomentar el bienestar de la persona mayor.
  • Asesoramiento y atención continua a las familias de los residentes: Además de velar por la salud y el bienestar de las personas mayores, otra área importante del día a día de mi trabajo en la residencia, es la atención a las familias.
  • Durante todo el proceso de ingreso asesoro a sus familiares, los acompaña y les ayuda en la aceptación del cambio de roles, a trabajar el sentimiento de culpabilidad, gestionar los procesos de duelo, el estrés, etc.
es_ESSpanish